0
Comparte
Pinterest Google+

Sí, lo leiste bien. Vivimos en tiempos interesantes, pero eso no significa que no quieras un coche limpio con llantas brillantes que brillen. Además, las llantas y ruedas sucias pueden dañar y destruir el exterior de su automóvil.

La buena noticia es que no es necesario que salga de su casa para lograr las brillantes llantas de aluminio de sus sueños. Ya tienes los ingredientes para un éxito brillante en tu cocina ahora mismo.

Hemos investigado y ofrecemos estas seis soluciones simples para eliminar la suciedad de la carretera, el alquitrán, la grasa y el polvo de los frenos de las llantas de aluminio.

Siempre enjuague primero las llantas de aluminio

Antes de lavar su vehículo, ¿limpiar las ruedas? llantas de aluminio primero.

¿El prelavado evitará las llantas? escurrimiento de agua sucia y grasosa por ensuciar su automóvil limpio.

El enjuague es fácil. Tome una manguera de agua normal, enrosque una boquilla rociadora para crear presión de agua y rocíe directamente sobre la llanta. La suciedad y la mugre se romperán bajo la presión del agua. El agua tibia funciona mejor.

Cómo usar jugo de limón y bicarbonato de sodio

¡Qué gran maridaje! El jugo de limón es un desengrasante versátil que se puede utilizar en las llantas y neumáticos de su automóvil. Pero, ¿qué tiene de bueno el bicarbonato de sodio? El bicarbonato de sodio es un agente limpiador alcalino suave que hace que la suciedad y la grasa se disuelvan fácilmente en agua para una eliminación eficaz. También es uno de los limpiadores más económicos y eficaces disponibles. La combinación de jugo de limón y bicarbonato de sodio crea la lámina perfecta para combatir el polvo de los frenos, la suciedad de la carretera y la mugre.

Necesitarás:

  • 2 cucharadas de jugo de limón o concentrado de limón
  • Botella de spray
  • 1/2 taza de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de agua tibia
  • Toallas de microfibra

Paso 1

Vierta agua tibia y jugo de limón en la botella de spray, enrosque la tapa y agite bien.

Paso 2

Rocíe rápidamente la solución en las llantas, comenzando desde el centro interior hacia afuera hasta los bordes de los neumáticos. Asegúrese de que los bordes estén completamente empapados con el jugo de limón y la solución de agua.

Paso 3

Humedece una toalla de microfibra en agua tibia y espolvorea el bicarbonato de sodio sobre la tela. Con un movimiento circular, frote la toalla firmemente para eliminar las manchas difíciles y limpiar más las llantas.

Paso 4

Con una toalla seca, seque completamente las llantas de aluminio.

Use bicarbonato de sodio y vinagre para limpiar las llantas

Blanco el vinagre agrega un toque cuando se combina con bicarbonato de sodio para apagar aceite, grasa, polvo de frenos y suciedad.

Necesitarás:

  • Bicarbonato de sodio
  • Agua tibia
  • vinagre blanco
  • Tazón mediano para mezclar
  • Esponja
  • Cepillo de dientes viejo

Paso 1

Vierta tres partes de bicarbonato de sodio en un molde para mezclar mediano. Agregue lentamente 1/2 parte de agua tibia y 1/2 parte de vinagre blanco hasta que se forme una pasta húmeda y espesa. No se alarme; la mezcla burbujeará un poco después de agregar el vinagre blanco.

Paso 2

Aplicar la pasta de bicarbonato de sodio a una esponja, frotar la esponja directamente sobre los bordes de aluminio y cubrir toda la superficie. Consejo: puede aplicar esta pasta y dejarla reposar hasta cinco minutos antes de restregar.

Paso 3

Con la esponja, frote las ruedas, luego agarre un cepillo de dientes para alcanzar áreas estrechas y eliminar la suciedad rebelde y la mugre.

Paso 4

Enjuague las ruedas con agua limpia después de fregar, luego seque con una toalla suave Repita el paso 3 varias veces si es necesario, para que las ruedas estén lo más limpias posible.El método del bicarbonato de sodio y el jabón para platos

Este limpiador de llantas de aluminio de bricolaje emplea más magia de bicarbonato de sodio, pero lo combina con jabón para platos como desengrasante. Perfecto para eliminar la grasa de la carretera y la acumulación de alquitrán.

Necesitarás:

  • ½ taza de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de jabón para platos
  • 1 galón de agua caliente
  • Esponja o trapo / paño
  • Un cepillo de dientes viejo o un cepillo suave

Paso 1

Vierta 1 cucharadita de jabón para platos en una jarra de un galón de agua caliente. Agite la jarra de un galón para mezclar el jabón para platos y el agua caliente.

Paso 2

Remoja un trapo o una esponja en la solución de jabón para platos. Asegúrese de que su esponja o paño esté completamente saturado. Luego espolvorea generosamente el bicarbonato de sodio en tu esponja o trapo.

Paso 3

Comenzando desde el borde exterior hacia el interior, pase la esponja alrededor del borde varias veces. Coge un cepillo de dientes viejo y limpia la grasa y la suciedad de las zonas de difícil acceso.

Paso 4

Enjuague los pozos de las ruedas con agua, de arriba a abajo. Luego seque inmediatamente con una toalla limpia.

Limpiar ruedas con pasta de cremor tártaro

¿Qué es la Crema de Tarter? Es un producto de cocina, también conocido como bitartrato de potasio. El crémor tártaro es la forma en polvo de ácido tartárico. Este ácido orgánico se encuentra naturalmente en muchas plantas. También es un subproducto de la producción de vino, el residuo que queda en los barriles.

Necesitarás:

  • Bol mediano
  • Crema de Tarter
  • Agua
  • Almohadilla de pulido de grano fino
  • Toallas de trapo o microfibra.

Paso 1

Vierta dos cucharadas de Cremor tártaro en un tazón mediano. Luego, agregue lentamente el agua hasta que se forme una pasta espesa.

Paso 2

Sumerja un trapo en la pasta y frote directamente sobre la superficie del borde de aluminio. Pula con una almohadilla de pulir de grano fino.

Paso 3

Limpiar con un paño suave para eliminar cualquier residuo.

Limpieza de llantas de aluminio con limpiador de horno

¡Sí, limpiador de hornos! Es una forma fácil de limpiar llantas de aluminio.

Necesitarás:

  • Limpiador de hornos
  • Esponja o cepillo para fregar no abrasivo
  • Jarra de 1 galón de agua caliente

Paso 1

Enjuague a fondo las llantas de aluminio con agua. Luego, rocíe el limpiador de hornos directamente sobre el borde. Asegúrese de rociar generosamente las áreas que estén particularmente sucias con suciedad acumulada. Cuando esté satisfecho con la aplicación de limpiador de hornos, tómese un descanso. Deje que el limpiador haga su magia y déjelo reposar durante unos 30 minutos.

Paso 2

Con un cepillo o una esponja no abrasiva, frote toda la superficie de la llanta. No se preocupe si no sale toda la suciedad la primera vez. Puede volver a aplicar el limpiador de hornos y restregar hasta que esté satisfecho de que la suciedad haya desaparecido.

Paso 3

Enjuague el borde con agua caliente. Luego, aplique un enjuague presurizado de la manguera y la boquilla para asegurarse de eliminar todo el limpiador de hornos.

Paso 4

Seque rápidamente con una toalla suave. Asegúrese de quitar todo el limpiador de hornos, o aparecerá una película blanca cuando el borde esté seco. Nadie quiere eso.

Limpiador de inodoros para suciedad dura en las ruedas

¡Precaución! Esta receta limpiará casi todo tipo de manchas de ruedas, pero, para evitar daños, siga las instrucciones exactamente como están escritas.

Necesitarás:

  • Guantes de goma
  • Bol de cerámica o vidrio. No use un recipiente de metal.
  • Limpiador de inodoros con ácido clorhídrico (ex. The Works)
  • 6 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • Botella de spray llena hasta la mitad con agua
  • Cepillo pequeño o cepillo de dientes viejo

Paso 1

Debe usar guantes para preparar su neutralizador de ácido. Llena la botella de spray hasta la mitad con agua. Luego agregue bicarbonato de sodio. Agitar bien y reservar. Vierta una pequeña cantidad de limpiador de inodoros en la taza de vidrio o cerámica.

Paso 2

Sumerja su cepillo en el recipiente de vidrio o cerámica que contiene el limpiador de inodoros. Frote una pequeña zona del borde durante no más de 15 segundos. Rocíe la botella con atomizador que está llena de agua y bicarbonato de sodio (el neutralizador) por todo el borde. Use una manguera de jardín con una boquilla / lavadora a presión para enjuagar bien. Repita el fregado hasta que desaparezcan todas las manchas.

Paso 3

Enjuague bien las ruedas y séquelas con una toalla suave.

Cómo pulir esas llantas de aluminio limpias

¡Este toque final es la pièce de résistance!

Necesitarás:

  • vinagre blanco
  • Agua tibia
  • Botella de spray
  • Ropa suave
  • Almohadilla de pulido de grano fino para un brillo adicional

Paso 1

Combine partes iguales de agua tibia y vinagre blanco en una botella con atomizador.

Paso 2

Pulverizar directamente sobre la superficie de la llanta y limpiar con un paño suave.

Paso 3

Para un brillo extra, pula con una almohadilla de pulido de grano fino hecha de lana de acero que se puede encontrar en tiendas de comestibles, ferreterías y suministros para automóviles.

Conclusión

¿Ves que fácil fue eso? Tienes que quedarte en casa sin poner en riesgo tu salud, y ahora tus llantas de aluminio relucen como las joyas que son. Ahora relájese, tome una foto de su vehículo y envíela a sus amigos. Ni siquiera necesitabas una máscara o un distanciamiento social.

No olvide revisar nuestro reseñas de productos para conocer más formas de mantener limpio su automóvil.

Publicación anterior

¿Cómo funcionan las pantallas de visualización? ¿Están disponibles para todos los autos!

Siguiente post

¿Cuánto cuesta un nuevo alternador?