0
Comparte
Pinterest Google+

Su automóvil tiene muchas partes móviles que absorben el movimiento. A saber, tu articulaciones esféricas. A menudo nos olvidamos de partes como estas porque normalmente no las vemos a menos que las estemos mirando a propósito.

Sin embargo, cuando van mal, ciertamente los sentimos. Cada parte que sufre desgaste se presentará de manera diferente. Por ejemplo, un problema con el sensor puede hacer que su automóvil se apague, mientras que una tapa del distribuidor en mal estado puede hacer que su motor falle.

Hay mucho que aprender sobre su automóvil, lo que puede resultar abrumador si no sabe por dónde empezar. Para saber exactamente cómo se sienten los síntomas de una mala articulación de la rótula, siga leyendo.

Los peligros de las articulaciones esféricas defectuosas

Las articulaciones esféricas son vitales para la suspensión de su automóvil. Tienen un diseño de rótula que permite que su sistema de suspensión gire, al igual que las articulaciones de la cadera de su cuerpo. Dentro de cada rótula hay un cojinete y un espárrago, encerrados en una carcasa lubricada y ajustada. Dependiendo del tipo de automóvil que tenga, puede tener rótulas delanteras o delanteras y traseras.

Cada rótula de su automóvil está ahí para mantener los neumáticos a ras de la carretera mientras la suspensión se mueve mientras conduce. Las articulaciones Balls se asientan en los bordes más alejados de los brazos de control superior e inferior, conectándolos a los nudillos de dirección. Como la mayoría de las piezas de su automóvil, las rótulas se desgastan con el tiempo y deben reemplazarse.

Si no reemplaza sus rótulas cuando sea el momento, corre el riesgo de dañar su automóvil. O peor aún, puede terminar en un accidente fatal.

Síntomas y signos de mala articulación de la bola

Las juntas de rótula generalmente duran entre 70,000 y 150,000 millas, dependiendo del desgaste que le ponga a su automóvil. Por cierto, es fácil olvidarlos. El manual del propietario le dirá cuándo es el momento de reemplazar las distintas partes de su automóvil, pero hay otras formas de saber cuándo es el momento de reemplazar la rótula.

Estos son los seis signos graves de una mala articulación esférica. Memorícelos:

1. Vibración excesiva desde la parte delantera

Cuando las articulaciones esféricas se desgastan, pierden su lubricación y comienzan a oxidarse. Cosas como el óxido, la suciedad, la arena y la fricción hacen que la sujeción conectiva se afloje. Una vez que se aflojan, comienzan a vibrar de manera desproporcionada y excesiva mientras su automóvil está en movimiento.

Notarás las vibraciones a ambos lados de la parte delantera, dependiendo de qué rótula esté desgastada. En algunos casos, sentirá las vibraciones a través de los volantes. En casos extremos, puede hacer que su parte delantera no solo vibre, sino que se sacuda a altas velocidades.

2. Chasquidos, crujidos y chirridos

Uno de los síntomas más comunes del desgaste de las rótulas es un ruido sordo proveniente de la suspensión delantera. Una vez que una rótula se desgasta y se afloja, vibrará y golpeará dentro de su receptáculo mientras conduce. El ruido metálico se hará más fuerte cuanto más se desgasten.

Además, escuchará el ruido metálico acompañado de crujidos o chirridos mientras se turna y cada vez que se mueve la suspensión. Recuerde, cuanto más fuerte es el ruido, peor forma tienen las articulaciones esféricas.

3. Desgaste desigual de los neumáticos

Las juntas esféricas defectuosas harán que la banda de rodadura interior y exterior de su llantas delanteras desgastarse más rápido. Esto también se conoce como "desvanecimiento". Es posible que no lo note al principio, por lo que debe inspeccionar sus neumáticos de vez en cuando, para asegurarse de que todo el dibujo sea uniforme.

A medida que cada rótula y toma se afloja, desalinea toda la suspensión. Esto causa problemas de dirección y hace que la pisada de goma haga un contacto inconsistente con el suelo. Esto puede sucederle a un solo neumático o a ambos al mismo tiempo, dependiendo de cuántas de sus rótulas estén funcionando mal.

4. Un volante errante

Cuando sus rótulas y alineación estén en buenas condiciones, su dirección permanecerá recta y receptiva. Por supuesto, una vez que su volante comienza a desplazarse hacia la izquierda o hacia la derecha por sí solo, es un buen indicador de que sus rótulas están disparadas.

UNA volante errante contribuye a que los neumáticos se desvanezcan, así como a los otros síntomas de mala articulación de rótula mencionados anteriormente. Usted, como conductor, deberá compensar la falta de control de la suspensión.

5. Daños por suspensión

Una rótula desgastada tiene el potencial de bloquearse. Cuando sus rótulas se bloqueen, ya no absorberán los baches y los caminos irregulares por los que viaja. Todo el movimiento normal que normalmente compensan las rótulas se transfiere a los demás componentes de la suspensión.

Los otros componentes de su suspensión no están diseñados para absorber el mismo movimiento y fuerza que sus rótulas. El resultado es un daño en la suspensión, comenzando por los bujes del brazo de control. Los bujes de su brazo de control están hechos de caucho, que se daña fácilmente, provocando el temblor antes mencionado a altas velocidades.

6. Accidentes automovilísticos

Los accidentes automovilísticos son más un efecto secundario que un síntoma de una mala articulación. Sin embargo, es importante comprender lo que podría suceder si ignora estas partes críticas de la suspensión.

Una rótula o rótulas muy desgastadas pueden provocar una rotura completa. Cuando sus ruedas se mueven en la dirección que les plazca, las rótulas pueden romperse de varias formas. Esto podría hacer que pierda el control de la dirección o, peor aún, que una rueda se rompa en el brazo de control o en el nudillo de la dirección.

Estas tipos de accidentes a menudo terminan con lesiones o muertes.

Vigile sus articulaciones esféricas

No espere a que se presenten los síntomas de la articulación esférica. Esté atento a su alineación y cómo se siente su automóvil mientras conduce. Revise la banda de rodadura alrededor de sus neumáticos e inspeccione de vez en cuando si hay óxido y enchufes gastados.

Reemplazar sus rótulas no es exactamente un trabajo para el mecánico aficionado, especialmente si están extremadamente desgastadas. Si no está familiarizado con su sistema de suspensión y sus componentes, es mejor dejar el trabajo a un mecánico profesional.

Para obtener más artículos informativos sobre el cuidado del automóvil y otros consejos prácticos, revisa el resto de nuestro sitio.

Publicación anterior

Cómo reemplazar una tapa de distribuidor defectuosa

Siguiente post

Cómo elegir los neumáticos adecuados para su vehículo