0
Comparte
Pinterest Google+

Si su automóvil está equipado con un sistema de frenos automático, o ABS, entonces el mantenimiento de los frenos es algo que debe estar en su radar como propietario de un automóvil. Es posible que limpiar el sistema de frenos no sea algo de lo que haya oído hablar, pero definitivamente es importante. Hacerlo es un mantenimiento preventivo adecuado para su vehículo y lo mantendrá funcionando correctamente.

¿Qué es el líquido de frenos?

Antes de discutir cómo limpiar el líquido de frenos en su ABS, primero debe comprender qué es el líquido de frenos y para qué se utiliza. El líquido de frenos es necesario para que su sistema de frenos hidráulico funcione. Cuando necesita reducir la velocidad o detenerse, la presión de los frenos empuja el líquido hacia los frenos. Esto empuja las pastillas de freno en el rotor, que está unido a los cubos de las ruedas. Cuanta más presión se ejerce sobre estos rotores, más se ralentiza su automóvil. Con el tiempo, el líquido de frenos se estropea. Cuando esto sucede, sus frenos serán menos efectivos, o incluso ineficaces si se deterioran lo suficiente.

4 razones por las que debería limpiar su sistema de frenos

Si aún no está seguro de si debe cambiar el sistema de frenos, aquí hay cuatro buenas razones por las que debería hacerlo.

1. El líquido de frenos es higroscópico.

Esta es la razón principal por la que su líquido de frenos debe lavarse con relativa frecuencia. Higroscópico significa que algo atrae activamente la humedad del aire. Debido a esta característica, el líquido de frenos absorbe 3% de su peso en agua cada año. Demasiada agua diluye la eficacia de su líquido de frenos. También disminuye el punto de ebullición, lo que significa que cuando los frenos funcionan muy duro, el líquido puede comenzar a hervir y realmente comenzar a causar problemas.

2. Contaminación a lo largo del tiempo

A medida que el líquido de frenos de su automóvil envejece con el tiempo, se contamina con pequeñas partículas. La presencia de estas pequeñas partículas reducirá el rendimiento de sus frenos. Si bien esto solo puede causar cambios minúsculos en el rendimiento de sus frenos, cada centímetro cuenta cuando se trata de frenado y seguridad.

3. Generación de calor

Cada vez que se activa el sistema de frenado automático y el control de tracción, generan calor. El calor generado por estos procesos descompone el líquido de frenos. Si bien esto sucede gradualmente con el tiempo, si pasa desapercibido, puede causar problemas importantes de frenado. Prestar atención a la calidad de su líquido de frenos es vital para la seguridad.

4. Sensibilidad a la humedad

El agua y las partículas pequeñas que se mencionaron anteriormente también tienen un efecto negativo en las partes de su sistema de frenos. Cuando se acumulan pequeñas partículas en el líquido de frenos y la absorción de agua está en niveles más altos, existe la posibilidad de que se dañen las costosas piezas de los frenos que componen su ABS. Estas piezas son extremadamente caras de reemplazar, y su automóvil no se puede usar en absoluto si están dañadas o no funcionan correctamente.

¿Cuándo debo lavar el líquido de frenos?

Desafortunadamente, no hay una cantidad específica de tiempo o millas que se recomiende para el lavado de frenos. Esto es algo que puede haber verificado cuando lleva su automóvil para mantenimiento, cambio de aceite o inspección. Por lo general, si le van a cambiar las pastillas de freno, sería un buen momento para lavar también el líquido de frenos.

Si usted es alguien que frena y conduce mucho, en una ciudad, por ejemplo, es probable que deba lavar el líquido de frenos con mayor rapidez y frecuencia que alguien que conduce principalmente por carretera. Si está preocupado, hay tiras de prueba que pueden usarse para probar su líquido de frenos. Estas tiras prueban la cantidad de humedad en el líquido de frenos. Si el contenido de humedad es demasiado alto, puede lavar el líquido de frenos usted mismo.

Cómo limpiar el líquido de frenos

Antes de comenzar, asegúrese de tener líquido de frenos nuevo a mano. Lo necesitará para reemplazar el líquido de frenos usado. Siga los pasos a continuación para limpiar correctamente el líquido de frenos de su ABS.

  1. Coloque su automóvil en una superficie nivelada, en marcha, con un alto detrás de los neumáticos para evitar que ruede.
  2. Abra el capó y localice el depósito de líquido de frenos. Aquí es de donde se llena el líquido de frenos. Coloque una toalla vieja alrededor de este depósito para atrapar cualquier salpicadura o derrame que pueda ocurrir.
  3. Retire la tapa y use una jeringa para pavo para eliminar la mayor cantidad posible de líquido de frenos viejo. Por lo general, quedarán aproximadamente 20% del fluido anterior.
  4. Llene el depósito hasta la línea de llenado con líquido de frenos nuevo.
  5. Consulte el manual de su vehículo para ver qué pinza de freno sangra primero. Luego comience con la pinza que detalla.
  6. Levante el costado del automóvil donde está la pinza que necesita sangrar. Luego retire la rueda y asegure el automóvil para acceder a la pinza que necesita.
  7. Localice la válvula de purga y cúbrala con una manguera de goma para evitar goteos.
  8. Pídale a un asistente o ayudante que bombee los frenos del automóvil cuatro o cinco veces para que salga el líquido de frenos. Cierre la válvula justo antes de llegar a la parte inferior del pedal del freno.
  9. Continúe repitiendo este proceso hasta que vea líquido de frenos nuevo saliendo de la válvula de purga. Una vez que vea líquido fresco, puede cerrar la válvula, quitar la manguera y reemplazar la rueda.
  10. Repita este proceso para las pinzas de freno restantes hasta que las cuatro tengan líquido de frenos nuevo saliendo de ellas.
  11. Durante este proceso, revise el depósito de líquido de frenos periódicamente para asegurarse de que el nivel de líquido no baje demasiado. Esto introducirá aire en el sistema, lo cual es malo.
  12. Una vez hecho todo esto y reemplazadas las ruedas, rellene el depósito de líquido de frenos con líquido de frenos nuevo.
  13. Pruebe la sensación de sus frenos antes de conducir para asegurarse de que tengan suficiente presión y que el pedal se pueda presionar suavemente y con la fuerza adecuada.
Publicación anterior

13 ¡Respuestas a las preguntas más frecuentes sobre detalles de automóviles!

Siguiente post

Cómo mezclar anticongelante concentrado con agua